Todos sabemos que para que un negocio vaya bien hay factores que se deben tener en cuenta, un negocio es para vivirlo, para saber llevarlo y sobre todo para saber cuidarlo, para ello se debe empezar por los clientes que son los que harán que el negocio salga adelante, así que para que ellos estén contentos debemos saber que ante todo debemos venderles una buena comida, utilizar un producto de calidad para que el que entre se chupe los dedos y quiera volver no solo una sino mil veces más, pero debemos saber que aunque es una de las cosas más importantes hay que tener en cuenta que van unidas otras más que son igual de importantes para que todo sea una cadena que dé como resultados los mejores que esperamos. Es decir, a parte de la comida debemos tener en cuenta también el personal, de poco sirve que sirvamos una buena comida si quien la lleva no tiene modales, sin duda alguna a la gente se le puede hasta atragantar, por lo que es un aspecto a tener muy en cuenta.

La limpieza ni que decir tiene que es un aspecto creo mucho más importante que los dos anteriores, sí incluso hasta que la comida, ya que no es de agrado sentarse a comer en un sitio en el que la limpieza brilla por su ausencia, en la que haya polvo por todos lados, el suelo esté sucio o peor aún que los manteles restaurante estén hechos un absoluto desastre, con manchas de hace tiempo y sin apenas estar planchado, una presencia que no gusta a los clientes y que tira para atrás a la hora de entrar a un restaurante a comer. Así que si lo que buscamos es el cuidado de los manteles y de las servilletas lo mejor que podemos hace es seguir leyendo y ver algunos consejos que nos pueden servir de ayuda.

En primer lugar, debemos saber que cuando las manchas caen en el tejido hay que actuar con rapidez, así que es primordial quitar la mancha cuando antes para que no que ni rastro, en caso de no poder se utiliza un buen producto quitamanchas que actuará en el momento.

Para no estropear el tejido siempre nos fiaremos de las recomendaciones del fabricante que será quien nos indique de qué manera lavarla, de esa manera encontraremos unos mejores resultados teniendo a la vista unas mesas en las que todo el mundo deseará sentarse a comer.